Ángel Vargas, la historia detrás del narcotraficante indultado.

 

Per se soy acérrimo enemigo de la mano blanda en materia de seguridad, entiendo que hay matices, pero en general soy recalcitrante en ello, al cesar lo que es del cesar, ¿La embarraste? Paga por ello.

Es mas considero que el indulto presidencial como facultad del ejecutivo es un error y debería ser eliminado.

Por eso ante la polémica sobre el indulto a Ángel Vargas, mi posición era (y sigue siendo) de haber negado el beneficio, sin embargo como me carga opinar sin saber y además me parecía una nueva movida mediocre de parte del poco astuto comando de Piñera, decidí interiorizarme primero y así conocer la historia completa.

 

 

El caso vargas.

 

Ángel Vargas era un ingeniero y empresario sureño ligado al mundo de los productos marinos congelados, socio de una empresa familiar junto a su hermana y fundador de un grupo social de apoyo a los pescadores, podría haber sido la historia de cualquier emprendedor esforzado, pero el tipo cometió un error terrible.

En 1989 al parecer es contactado por agentes del cartel colombiano de Medellín a través de un compañero de universidad, si su motivación final para meterse en semejante problema fue el dinero o presiones de los narcotraficantes es algo que quedara en la nebulosa.

El negocio nunca se concreto, la policía atrapo el embarque al entrar al país y la supuesta labor de Vargas como coordinador del posterior envío de la droga a USA gracias a sus contactos como exportador de mariscos no se produjo, como uno de los autores intelectuales, Vargas fue condenado a 10 años.

Para el 1994 la situación de vargas era común, llevaba casi un 60% de su condena cumplida y probablemente saldría con beneficios merced a su falta de antecedentes anteriores, pero la historia diría otra cosa, su madre comenzó en 1992 los tramites para lograr un indulto, luego de múltiples esfuerzos infructuosos, su caso con los informes de la buena conducta de vargas de parte de gendarmería y una sentida carta de la anciana habría llegado a manos de la entonces ministra de justicia soledad Alvear, es en virtud de los previos antecedentes limpios y la posible variación de la pena, que se habría planteado al presidente Frei el indulto.

Por supuesto, al parecer no se considero los factores mediáticos como los 500 kilos de cocaína y el nexo con el cartel de Medellín, habrían predominado los factores humanitarios.

Informes de prensa de la época citan que Alvear se negó al indulto, pero esto nunca ha sido aclarado.

El indulto fue firmado en septiembre de 1994, eliminando los 4 años que le restaban.

Ahí empieza un nuevo calvario para vargas, aunque libre había pasado a ser una figura publica, separado, no consiguió empleo y debió volver a Calbuco a trabajar en la empresa familiar, desde donde supuestamente no ha vuelto a salir de una vida de discriminación.

 

 

Las implicancias políticas.

 

El tema del indulto salto a la palestra en el verano del 95, cuando el alcaide de la prisión de arica, amenazo al gobierno con divulgar el indulto al ser despedido por la culpa que podría tener en la evasión de justamente dos de los cómplices de Vargas supuestamente vinculados al cartel colombiano.

El tema paso al olvido y no resurgiría hasta años después, para ese entonces la hermana de vargas tenia una posición de consejera DC en la región de los lagos, cargo que ejercía en cercanía con el senador Sergio Páez (no hay parentesco por siaca), según ella, la situación de su hermano había sido mantenida en secreto por vergüenza y en la época del indulto ella no tenia ni el menor poder político por lo que no apoyo a vargas.

Según ella vargas nunca tuvo una afiliación política y era más cercano a la derecha.

Es ella también en entrevista con emol quien señala que: "El indulto fue una condena peor que los años que le conmutaron a mi hermano, pues él ya había cumplido 5 años y medio de los diez y un día que le sentenciaron. Quizás hubiera sido mejor que no recibiera el indulto, por el costo que esto tuvo para él y para toda nuestra familia".

 

Utilizado como comodín en cada campaña y sumando algunos escándalos como cuando Marta Larraechea de Frei señalo (con algo de razón) que su marido había cometido un error que tenia que ver con la confianza en la ministra Alvear, hoy esta en boca de todos sin al parecer un análisis cuidadoso.

 

 

Conclusiones personales.

 

Ángel vargas cometió un error grosero y debía pagar por ello, el si había pagado lo suficiente es materia de debate, con su conducta y antecedentes previos es posible que hubiera recibido beneficios carcelarios mas temprano que tarde.

El indulto fue un error, quizás moralmente podría considerarse adecuado el gesto de tratar de darle la oportunidad a un individuo que según los antecedentes había cometido un error medianamente entendible (aunque no por ello justificable), especialmente si la historia detrás nos dijera que hubo posiblemente apremios de parte de los narcotraficantes colombianos, el tipo la embarro y pago mas de 5 años por ello. Sin embargo aunque moralmente entendible, falto visión política para analizar adecuadamente los alcances de dicha decisión, tanto para las entidades publicas como para el mismo imputado.

En consonancia con lo anterior, resulta obvio que primó un enfoque humanitario en la decisión. Los antecedentes posteriores sobre la vida de Ángel vargas dan pie a pensar que si bien el otorgarle el indulto podría haber estado justificado al ver que efectivamente el imputado no volvió a delinquir, el indulto en si provoco un daño aun mayor ya que el tipo lejos de dejar atrás la mala experiencia tuvo (y tendrá) que cargar con la cruz mediática del hecho por un periodo bastante mayor que si simplemente hubiera cumplido su condena.

El presidente Frei tiene una responsabilidad política ya que era el quien tenia la potestad final de la decisión del caso, por supuesto, la otorgación del indulto tiene cierta justificación en si mismo, pero los alcances del mismo debieron ser previstos, lo mismo corre para la ministra Alvear y el equipo asesor que tienen la responsabilidad de no haber considerado estas variables, pecaron de corazón blando.

Frente a los hechos, la utilización de semejante recurso como herramienta política es bastante discutible, ¿Qué pasa si el mismo ángel vargas sale en tv contando sus desventuras tocando quizás la sensibilidad del país que en un gran porcentaje podría sentirse identificado ante la posibilidad de cometer un error similar?, ¿O aun peor, si la exposición mediática llevara a este tipo a tomar una decisión contra su vida gatillado por las declaraciones de los personeros de oposición?.

La utilización de parte de Marcos Enríquez se podría considerar aceptable ya que en general su únicos delitos han sido contra el séptimo arte, pero en el caso de Piñera es bastante hipócrita, después de todo podríamos considerar que en términos de antecedentes penales el abanderado de la alianza suma bastantes mas procesos que Vargas (encargado reo por el caso Banco de Talca por el juez local y la corte de apelaciones, exonerado sospechosamente por la suprema en 1982,  múltiples condenas e investigaciones por uso de información privilegiada y otros delitos económicos tanto en chile como en el extranjero, mejor ni hablar del negro Piñera asociado por el saber popular insistentemente a rumores de narcotráfico).

Enríquez y la derecha cometen otro error que podría ser considerado, ellos en general se consideran partidarios de mejorar las alternativas para la rehabilitación y reinserción en la sociedad de los criminales como columna vertebral de la lucha contra la delincuencia, el mismo Espina es repetitivo en este punto, sin embargo, en este un aparentemente claro caso de rehabilitación niegan las posibilidades de reinserción del imputado (a pesar de los antecedentes) y esgrimen el tema simplemente movidos por intereses electorales.

Ojo señores, los dobles discursos son un arma de doble filo, especialmente cuando no se han interiorizado en el tema.

 

 

Carlos Páez.

 

|

Comentarios

Interesante el artículo, no obstante es importante no perder la profundidad de la discusión; es patético, y lo digo al margen de cualquier color político y sin animos de ofender, como muchos parten esta discusión diciendo "soy enemigo de la mano blanda..." (ya me ha tocado antes en discusiones familiares), pero cuando el asunto toca temas políticos esto comienza a tener matices. Por favor, eran 500 Kg, hay mucha gente con buenas intenciones en la carcel, claro está, despues de que cometieron un delito. Amigo, piense en lo que siognifican 500 kg, que trae consigo, delincuencia, robos, asaltos por conseguir droga, etc. El tipo puede haber tenido muy buenas intenciones en la vida, pero estas negligencias no pueden soslayarse, es un hecho tan concreto que buscarle la quinta pata al gato puede resultar ridículo. Respecto al tema de la responsabilidad politica...por favor, cuando yo digo, y esto lo aprendi bastante chiquito, "asumo la responsabilidad", es por que realmente hago algo al respecto para enmendar mi error, compensar a alguien por el daño hecho, o sufrir algun castigo. Que significa la frase "asumo la responsabilidad política"...patético no?...no significa nada pues, o usted podria decirme que en alguna pizca cambia la vida de don Eduardo Frei por asumir esta responsabilidad. Considero que esto a ratos aburre, que le han sacado demasiado el jugo al tema los otros candidatos, pero cuando el ex presidente dice, asumo la responsabilidad, podria, en honor al significado de esta palabra, realmente asumirla, aunque sea en algo tan minimo como callar, "a lo hecho pecho", y no desviar la discusión al ambito politico. Don Lalo, la embarró, y cuando alguien venga y le diga: "amigo se equivocó", aguantese, "asuma la responsabilidad", por que en realidad...seamos francos..."la cagó".

Atentamente, Daniel.

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar